Las subastas de guardamuebles son una de las fuentes de tesoros ocultos más grandes e inexploradas hasta la fecha. Reunidos en torno a estos trasteros abandonados o retirados a sus antiguos dueños por no haber cumplido con los pagos, los más pintorescos postores compiten entre sí por sacar la mejor tajada posible del día…

Relacionados

Diez cosas que no sabías sobre Mark Wahlberg

Querer es poder: 88 kg en 20 meses

Los 7 objetos más caros vendidos en subastas