BARRY WEISS

BARRY WEISS

Barry lleva desde los 15 años coleccionando antigüedades y se ha convertido en un auténtico referente. Ahora a la tierna edad de 60 años, se lanza de cabeza a las subastas de trasteros, que piensa que son el lugar perfecto para ganar un buen dinero. Comprar es su hobby, pero un hobby en el que es un verdadero experto. Sus especialidades abarcan desde los coches clásicos hasta las reliquias de guerra. Para superar a sus competidores, Barry está dispuesto a exprimir todo su ingenio. No dudará en recurrir a una adivina o a un par de gafas de visión nocturna para ganar una subasta. Cualquier táctica es buena y nada le hará retirarse. Si quieres oir grandes frases, busca a Barry; él nunca se muerde la lengua.

BRANDI PASSANTE

BRANDI PASSANTE

Brandi encabeza la expansión de su tienda “Now and Then Second Hand”, supervisando la compra y renovación de una nueva ala. Tanto en la oficina como en las subastas, ella siempre expone su caso. Y con su negocio y su familia al frente en cada subasta, cada puja es crucial. “Tengo que dar la vuelta a mi puntuación rápidamente porque para la siguiente subasta, si no muevo los artículos, no puedo pujar otra vez”.

JARROD SCHULZ

JARROD SCHULZ

Luchador y determinado, este novato en el mundo de las subastas lucha con uñas y dientes para mantener su negocio vivo (y feliz a su esposa Brandi). Puede que Jarrod no tenga los bolsillos más llenos en el juego de la subasta, pero tiene un corazón y una determinación inigualables. Jarrod es quien toma los mayores riesgos, mientras que intenta mantener a un lado a su mordaz esposa pues ella siempre está cuestionando sus decisiones. Aunque pueda parecer que Brandi lleva los pantalones en la casa, Jarrod es muy trabajador. Explosivo y astuto como un zorro, es un gran estratega, capaz de jugar con la mente de hasta los más expertos.

DAN Y LAURA DOTSON

DAN Y LAURA DOTSON

Dan es maestro de ceremonia y realiza más de 1500 subastas al año. Proveniente de una larga estirpe de subastadores que se remonta a los años 40, Dan ha estado llevando a cabo esta labor desde que tenía 11 años. Dirige American Auctioneers, una empresa cuyos beneficios se basan en los porcentajes de las pujas. Lleva en el negocio 37 años y se enorgullece de su rapidez en el desarrollo de la puja, que ha enseñado a su mujer Laura.

Casada con Dan Dotson, Laura codirige American Auctioneers, una empresa cuyos beneficios se basan en los porcentajes de las pujas, con la que participa en 1500 subastas al año.

DAVE HESTER

DAVE HESTER

Estricto y disciplinado, Dave dirige su tienda de envíos “Rags to Riches” de forma rigurosa. Es un pez grande en el juego y ha ganado su dinero a costa de sangre, sudor y lágrimas. En 2005, tras ser declarado culpable por conducir bajo los efectos del alcohol, Dave fue obligado a realizar servicios comunitarios en una tienda de beneficencia. Viendo el potencial de actividades de este tipo, transformó su tienda de muebles en una tienda de segunda mano con fines benéficos. La idea cambió su vida. Hijo de un militar y coleccionista de trenes, Dave vendió la colección de su padre por una pequeña fortuna (le llevó cinco años vender la colección entera de lo grande que era). Dice que es lo opuesto a padre: sencillo, limpio, directo al grano. De todos los personajes, Dave tiene el negocio más grande con los gastos indirectos más grandes. Necesita que cada producto adquirido produzca un beneficio suficiente como para alimentar a su “máquina” de más de 15 empleados. Los cazatesoros llegan a su tienda para comprar arte a bajo precio, pero Dave vende sus piezas al precio real: más de 150.000 dólares.

DARREL SHEETS

DARREL SHEETS

Jugador nato, Darrell es un adicto a la adrenalina de las subastas de trasteros desde hace 32 años. Mientras otros convierten el juego de la compra de trasteros en un negocio estable, Darrell siempre va detrás del "gran golpe". Darrell alardea de los cuatro Picasso y de la colección de comics más lucrativa del mundo que consiguió a través de las subastas. Con su hijo Brandon, tiene un pequeño negocio basado en el bajo volumen, sin gastos, y alto valor. Si un trastero no tiene un gran beneficio, Darrell lo vende antes de escarbar en él. Después de años en el negocio, ya no colecciona: “Lo único que colecciono estos días son presidentes muertos.” Se enorgullece de la aventura y la formación que le ha proporcionado este negocio. Es un estilo de vida y una habilidad que espera pasar a su hijo.