Los hermanos Stromer buscan las casas más feas. Una vez localizadas, cuentan con solo 5 días y 20.000 dólares para restaurarlas por completo.

Las casas más feas